El Jardín del Tomillar: un nuevo entorno

En el aula de los más pequeños se llevan a cabo actividades adaptadas para desarrollar la estimulación de los sentidos y el control postural. A través de dicha estimulación conseguimos que los más pequeños desarrollen su capacidad de interés.

A lo largo del año la profesora de este grupo va decorando el aula en función de los conceptos que se estén trabajando como estaciones del año, colores, partes del cuerpo, etc. Además a través de la canción y de los juegos tradicionales los niños tienen su primera aproximación al lenguaje, a la concentración durante un breve período de tiempo, a la autoafirmación y al respeto de los demás integrantes de un grupo.

Está llena de estímulos para captar la atención de los bebés y desarrollar su evolución, y que además suelen estar también en su casa. Es el caso de los móviles de colores con diferentes formas, paneles de texturas, andadores y mantitas de sonidos y melodías.

Esta aula está equipada con cunas que están adaptadas y personalizadas para cada uno de nuestros bebés.