El afecto

Porque saberse querido es la mejor manera de ganar seguridad y confianza. El afecto de las personas de nuestro entorno es la base de la autoestima, difícilmente seremos capaces de querernos si no sabemos que somos merecedores de cariño.

El respeto y la educación

Porque la segunda es la consecuencia inherente del primero. Somos educados con los demás porque los respetamos. Valorar y estimar a los demás, su espacio, su trabajo, sus progresos, son parte de los valores que queremos transmitir, y entender que existe reciprocidad en los comportamientos que tenemos con el prójimo es esencial para el futuro de nuestros alumnos. La educación es el medio esencial para enseñar al niño a vivir en sociedad.

El aprendizaje

Porque no todos aprendemos al mismo ritmo, porque en estas edades los meses marcan diferencias y porque no a todos nos interesan del mismo modo las mismas cosas, en el centro infantil El Jardín del Tomillar hemos confeccionado un método para que los niños sean los protagonistas de su propio desarrollo y de esta manera asimilen más fácilmente los conceptos que les permiten desenvolverse en esta etapa. Se trata de un aprendizaje por rutinas para secuenciar las actividades del día a día unido a un aprendizaje a través de la experiencia para que cada niño asimile los conceptos en el momento apropiado. De esta manera integramos el ritmo pautado del conjunto de la clase con el ritmo individual y característico del niño.

Si quieres saber más acerca del sistema de aprendizaje echa un vistazo a nuestro método de enseñanza.